Supresión de polvo

 

En operaciones donde intervienen la trituración, el cribado y el

manejo de materiales son muy comunes las emisiones visibles de

polvos.

 

Las normas de calidad del aire exigen cada vez controles más

estrictos a los productores de materiales y minerales, llegando en ocasiones a normas 0% tolerancia

respecto a estas emisiones que se consideran contaminantes; por lo tanto es de gran importancia

contar con un adecuado sistema de control y supresión de polvos para evitar paros en su operación o

hasta posibles clausuras de la planta por incumplimiento directo a las normas ecológicas.

 

En Minería y Construcción la combinación entre las buenas prácticas operativas y un sistema de control

y supresión pueden disminuir los polvos al mínimo y maximizar la producción.

 

El uso de sistemas de control y supresión de polvos en las plantas de trituración y cribado reduce las

pérdidas que ocurren durante los procesos, ya que el material no se derrama ni se pierde en el aire y

permite que la vida útil de la maquinaria de trituración se alargue, pues los componentes y piezas de

desgaste para las quebradoras no son atacados constantemente por el polvo.

 

Un buen sistema de control de polvos es un buen control de proceso. Reducir estas pérdidas, pone más

toneladas de material en sus camiones!

 

Entre sus ventajas más importantes de un buen sistema de control y supresión de polvos destacan:

 

  • Incrementos en la producción

  • Evite posibles paros en su operación por incumplimiento a normas ecológicas.

  • Mayores ganancias

  • Mayor tiempo de vida de sus equipos

  • Mejoras en ambiente de trabajo

  • Disminución de accidentes

  • Y un impacto importante a la salud y medio ambiente

Responsabilidad Ambiental

© 2014 SAM Responsabilidad Ambiental.